Villarreal se mide al Rayo Vallecano; Jonathan dos Santos puede debutar en la Liga; Gio, lesionado y Aquino, fuera por claúsula contractual

El Villarreal, que suma cuatro puntos de nueve posibles y en su estreno liguero en El Madrigal cayó frente al Barcelona, espera resarcirse de este irregular comienzo de la Liga española, ante un Rayo que llega al choque herido tras dos empates y una última derrota en casa ante el Elche.

A pesar de haber tres mexicanos inicialmente implicados en este partido, el rectángulo verde no podrá atestiguar un choque entre ellos, pues Giovani dos Santos está fuera por lesión, con el Villarreal; y, Javier Aquino no puede ver acción con el Rayo ante el Submarino Amarillo por ser este último dueño de sus derechos federativos. Esto último así especificado en una cláusula en su contrato.

Entonces, solo Jonathan dos Santos podría ver acción en este cotejo. El menor de los Dos Santos apenas debutó con Villarreal a mitad de semana, en partido correspondiente a la Europa League, ante el Monchengladbach alemán. Así, está a la espera de consumar su estreno liguero y en casa.

Los locales necesitan ganar su primer partido en casa y con ello compensarían la derrota como local frente al Barcelona de hace dos jornadas; mientras que el Rayo no ha sido capaz de ganar en Liga en estos tres primeros partidos y buscará romper esta racha para alejarse de la zona baja.

El equipo castellonense llega en un buen momento, ya que tras empatar en Granada la pasada jornada, también formaron una igualada en su primer partido europeo en Alemania frente al Borussia Monchengladbach.

Ante el posible desgaste provocado por este encuentro continental, el entrenador Marcelino García Toral podría realizar algunas rotaciones en su once inicial.

Además, en el partido continental se volvió a lesionar el delantero nigeriano Ikechukwu Uche, que regresaba al equipo y que solo estuvo un minuto en el terreno de juego. El delantero sufrió una fuerte contusión en su tibia, que le dejará fuera en este partido.

A la baja de Uche se siguen sumando las de Gio Dos Santos, que sigue recuperándose de una rotura fibrilar y las de los laterales Bojan Jokic y Jaume Costa. El técnico podrá contar con el joven lateral Adrián Marín, que quedó fuera del equipo en la competición europea tras debutar y ser titular en Granada.

Por su parte, el conjunto madrileño afronta este choque con la intención de sumar su primera victoria de la temporada, algo que hasta el momento se le ha resistido pese a poner contra las cuerdas al Atlético (0-0), dejarse empatar en el último minuto con el Deportivo (2-2) y caer frente al Elche (2-3) en un partido en el que gozó de muchas más ocasiones claras que su rival para marcar.

El principal aspecto a mejorar del Rayo es la fragilidad defensiva que está mostrando en momentos clave de los partidos, en los que errores de bulto han costado goles que a la postre han sido puntos perdidos. Pese a todo, el técnico Paco Jémez ha asegurado que no cambiará un ápice el estilo del equipo, algo que en las dos temporadas anteriores terminó convenciendo con juego y resultados a los más críticos.

Para este encuentro, Jémez tendrá las bajas por lesión del portero David Cobeño y el central Antonio Amaya, y por una cláusula en el contrato de cesión del mexicano Javier Aquino y el delantero Jonathan Pereira, que no pueden enfrentarse a su ex equipo.

El técnico rayista ha avanzado que, debido a que jugarán miércoles y sábado próximos, habrá rotaciones. Para mañana, las dos principales novedad estarán en el extremo derecho, con la posible entrada del internacional portugués Licá por Aquino, y en el centro de la zaga con la inclusión de Jorge Morcillo, que debutará sustituyendo al senegalés Ba.

Ésta será la décima vez que Villarreal y Rayo se midan en El Madrigal. Las otras nueve fueron cuatro en Segunda y cinco en Primera, con un balance de victorias positivo para el cuadro castellonense, que ganó cinco veces por solo una del equipo madrileño, el 10 de septiembre de 2000.