Javier Aquino, Rayo Vallecano

Foto: Getty Images

Rayo Vallecano es anfitrión del Athletic en la jornada doble; Javier Aquino regresa a la acción

El Athletic de Bilbao con tres puntos en la tabla y al filo del descenso, viaja a Madrid con la intención de enderezar el rumbo tras dos derrotas consecutivas ante Barcelona y Granada, pero enfrente tendrá a un Rayo que aún no sabe lo que es ganar y debe mejorar en defensa para frenar la sangría de goles.

Con el equipo de Madrid, podría ya reaparecer el mexicano Javier Ignacio Aquino Carmona, puesto que la jornada pasada no vio acción ante Villarreal, precisamente por ser este su ex equipo y estar imposibilitado, por una claúsula en su contrato, para enfrentarle.

El equipo madrileño afronta este choque con la necesidad imperiosa de ganar para no dejar que, tras el empate frente el Atlético (0-0) y la derrota ante el Elche (2-3), sigan escapándose puntos de Vallecas.

El aspecto en el que más tiene que mejorar el Rayo es a nivel defensivo, puesto que ha encajado diez goles en cuatro partidos y en todos los encuentros concede muchas ocasiones por errores propios.

"Hay que buscar los mecanismos para encajar menos goles", dijo hoy el técnico Paco Jémez, preocupado por esta situación y consciente de que "se empezará a ganar cuando el equipo encuentre el equilibrio" entre los aspectos defensivos y ofensivos.

Para el partido de mañana, el Rayo solo tiene las bajas del central Antonio Amaya, que se recupera de una rotura en el tendón del aductor mediano del muslo derecho, y el portero David Cobeño, que sufre molestias en la rodilla derecha.

La buena noticia para Jémez es que recupera al centrocampista internacional mexicano Javier Aquino y al delantero gallego Jonathan Pereira, que no pudieron estar la última jornada frente al Villarreal al tener una cláusula en su contrato de cesión que les impedía enfrentarse a su exequipo.

En el caso de Aquino, su regreso al once titular es más que probable, lo que desplazaría al portugués Licá al banquillo. Esa no será la única novedad, puesto que el senegalés Abdoulaye Ba, ausente la última jornada por decisión técnica, podría volver al centro de la zaga para formar pareja con el portugués Zé Castro.

En la punta de ataque, también podría haber novedades, ya que el brasileño Leo Baptistao, titular las dos últimas jornadas, podría dejar su sitio al gallego Jonathan Pereira.

El Rayo tendrá enfrente al Athletic de Bilbao, que hace apenas cinco meses celebraba por todo lo alto en el campo madrileño el triunfo que le garantizaba la cuarta plaza y le ha permitido jugar esta temporada la Champions League , una competición que está mediatizando el comienzo de temporada del equipo de Ernesto Valverde.

El estreno europeo ante el Shakthar ucraniano dejó el pasado sábado una amarga resaca en San Mamés en forma de derrota frente al Granada que ha alimentado las primeras dudas sobre la capacidad de la plantilla rojiblanca para atender con garantías todos los frentes.

Valverde, no obstante, tiene muy claro que la prioridad del Athletic debe ser la Liga y por ello volverá a alinear en Vallecas al mejor once posible después de los seis cambios que introdujo, la mitad de ellos obligados por problemas físicos, frente al Granada.

De esta manera, es probable que Gurpegui y Laporte, que el lunes trabajaron con aparente normalidad, vuelvan a formar el eje defensivo en lugar de San José y de Etxeita. También De Marcos tiene serias opciones de ocupar de nuevo el lateral derecho en detrimento de Iraola.

Asimismo parece seguro que los jóvenes Moran y Unai López ocupen plaza en el banquillo para permitir el regreso a la alineación de dos de los fijos en el centro del campo en ese inicio de curso como son Rico y Beñat.

Quien lo tiene más complicado para estar incluso a disposición de Valverde es Ibai Gómez. El delantero bilbaíno, aquejado de un problema muscular, será baja casi segura en este encuentro al igual que el canterano Ager Aketxe, que sufrió una fractura en un dedo del pie derecho el día de su debut, ante el Shakhtar.